miércoles, 11 de febrero de 2009

OBSTRUCCIÓN DE LA VÍA AÉREA

Puede tratarse de una obstrucción incompleta, manteniéndose un mínimo paso de aire. En este caso no se darán golpes en la espalda. Normalmente la propia tos provoca la expulsión del cuerpo extraño, y la actuación anterior podría provocar que el cuerpo extraño penetrase más profundamente en las vías respiratorias y se pasará a una obstruccion completa.
Cuando las vías respiratorias están completamente obstruídas por un cuerpo extraño, el aire de los pulmones no podrá salir, por lo que la víctima no podrá toser, ni hablar, ni respirar. La desobstrucción de la vía aérea consiste en aplicar unas 4 o 5 palmadas fuertes en la espalda, entre los hombros, y , estando la víctima inclinada hacia delante, se procederá a la conocida "maniobra de Heimlich":

Esta maniobra debe repetirse hasta que la víctima expulse el cuerpo extraño, y por tanto pueda respirar.
En el caso de que la víctima esté incosciente (cae al suelo..), se tiende a ésta boca arriba, con la cabeza hacia con la cabeza hacia un lado y la boca abierta. Se coloca uno a horcajadas sobre las caderas de la víctima, y se pone el talón de una mano por encima del ombligo y por debajo del esternón. Se coloca la otra mano sobre la primera cogiéndose la muñeca y se raliza una presión hacia dentro y hacia arriba. (también se debe considerar el realizar el boca a boca). Una vez expulsado, debe tenerse en cuenta el vómito, y por tanto se debe poner a la víctima en posición de seguridad.
Situaciones especiales en las cuales variarán los procesos explicados son el caso de mujeres embarazadas y personas obesas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada